Estás en: Actualidad > Disfruta la montaña allerana con el Anillo...

Disfruta la montaña allerana con el Anillo...

foto1
30.12.2014 | General
Te proponemos una pequeña alternativa a la quinta etapa

En esta ocasión tocaba hacer la etapa 5 del Anillo Ciclista de la Montaña Central de Asturias, etapa muy corta de longitud,  tan solo de 13,7 km y un desnivel de ascenso de tan solo 626 mts. Pero colocar los coches en Santibañez de Murias y luego recogerlos en Cabañaquinta es toda una liada, y por aquello de enriquecer los trayectos del propio Anillo Ciclista se planteó una nueva propuesta, cuyo trazado partiría de Moreda para hacer una vez llegados a Santibañez de Murias la  5 etapa del Anillo, y luego pasar a La Collaona para rodar finalmente por las cordales de Logalendo y Navaliego . Esa era la idea, la realidad luego se impuso pues los días son cortos y la climatología pues es algo dura.

Partimos pues desde Moreda tomando como referencia el PR-AS 133 de Las Fuentes con el destino prefijado de llegar a Santibáñez de Murias, por lo cual nos metemos entre pecho y espalda los primeros repechos que subiendo por lo alto de la Güeria nos vamos encaramando entre los caseríos de  La Maravilla y Pedreo para ganar los entornos de Huertomoro, donde abandonamos la alta ladera del Valle de río Negro, para bajar hasta la San Miguel en plena carretera AE-3 que en pis-pas, esto nos permite llegar a Nembra.

Rodamos por la carretera adelante, la cual va hacia Santibañez; unos cientos de metros de dejar atrás la parroquia de Nembra, y una vez pasado el desvío de Arnizo, abandonamos el carril asfaltado de la AE-3 para entrar por la derecha hacia el emplazamiento de una pequeña central hidroeléctrica. Ya en el fondo de la valleja , cruzamos el río Negro para emprender una intensa ascensión hasta la zona plana del recorrido, donde el canal del agua culmina su andadura para dejarse  caer en un torrente  entubado sus aguas hasta la central. Es este trazado rectilíneo el que siempre me llamó la atención cuando lo veía desde el Navaliego, y ahora teníamos la oportunidad de rodarlo.

La subida desde la central aunque fuertecilla se deja ciclar, debido al buen firme y al ancho de la pista, teniendo en cuenta de que por ella transitan ganaderos. Según vamos subiendo divisamos al otro lado de la riega el pueblo de Los Tornos, por cuya carretera también se puede acceder al canal de agua, pero con una llegada un poco más complicada, pues hay que pasar una riega y tramo de bosque cuyo camino está muy perdido. Una vez alcanzada la parte más alta de la ascensión, la zona de Chanona , el trazado se vuelve plano por unos cuantos km, pues no en vano vamos por encima del canal del agua que está tapado por grandes losas de piedra, el paisaje es admirable y la monotonía del recorrido  la rompe el cruzar la diversas portillas que cierran las fincas sobre el canal.

De esta manera subimos a Santibañez a la vera del río Negro,  eso sí unos cuantos metros por encima del río. La rodadura se hace divertida y muy contemplativa por la belleza del paisaje arbóreo de robles, castaños y hayas, que en esta época del año están impresionante. Cuando ganamos las pista que baja de las antiguas minas del Rasón que cruza el canal, es el momento de irnos por la izquierda en descenso para cruzar de nuevo el Río Negro y ver los restos de un autobús de hippies, y desde el por un abandonado carril se llega sin muchos problemas a las inmediaciones de Santibáñez de Murias.

Enlace etapa original

Aquí en Santibañez es donde empieza realmente la 5ª etapa del Anillo Ciclista, esto que hemos hecho ha sido un entremés. En plena carretera giramos para coger un camino marcado como Anillo Ciclista y también como PR-AS 236 , que nos va a colocar en la ladera contraría a la que veníamos, si antes nuestro rumbo era Sur, ahora durante un buen rato iremos al Norte, pasando por el pueblo de Villar.

A partir de este pueblo la subida es constante y tiene como meta ganar la cumbre de Renorios, primero por un tramo en ascenso que nos deja en las inmediaciones de Entrambasriegas, que es un trozo que va en plano, lo que nos facilita un descanso momentáneo, para subir luego hasta Navariego en fuerte pendiente, tramo que desde  Villar que también surca el GR 203 de Asturias Interior.

En el enclave de Chinar , descansamos para ver en al Oeste parte de nuestra ruta que circulaba por el canal del agua, y muy por encima las cordales por las cual transita la ruta de La Carisa. Justo enfrente de nuestro asiento las bonitas cabañas y prados de Curriechos, lugar que siempre me atrajo el cruzarlas para caer directamente a Moreda, pero nuestra meta es otra y se trata de alcanzar la parte alta de Cotobello-Renorios, por lo cual seguimos ruta virando a Sureste, por la Chinar arriba hasta las inmediaciones de las praderías de los Cabornos.

Dejamos la ruta que se desvía hacia la cumbre de Cotobello, para abordar la Variante del Anillo que va a Felechosa, y nuestra ruta cruza ya en descenso la pradería hasta desembocar en el acceso rodado de Cotobello, donde la señalización del Anillo nos indica de que debemos bajar dirección Norte por la carretera abajo hasta la explanada de los Campanales, donde perdemos a uno de los compañeros, a Rubén Bardera que viene de doblete, y las circunstancias laborales y familiares mandan, o sea que él se va carretera abajo hacia Moreda, y nosotros viramos al Este , o sea que nuestra va a la derecha para bajar por una impresionante pista que se desparrama ladera abajo hasta Posadorio, y sin apenas perder pendiente desembocar en la Capilla de Miravalles , lugar que escogemos para descasar y avituallarnos.

Una vez reposado, volvemos sobre las trotonas con la idea de ganar desde Soto el final del Anillo situado en Cabañaquinta,  que ya es casi un paseo dado que solo hay que bajar por un acceso rodado a Soto, y luego por el camino señalizado  como Anillo entrar en Cabañaquinta por el puente colgante y un crece cuidadoso de las vías del tren. En Cabañaquinta, decidimos que la ruta debería subir a La Collaona para seguir hacia Moreda por el Navaliego, pero dado el cansancio y la dureza de la subida que había pensado que era la del Cantu La Risa, decidimos subir a la Collaona por carretera, que desde la Ermita de la Virgen de las Nieves se nos hizo muy dura y demasiado larga, aun así ganamos la cumbre aunque  cada uno a su distinto ritmo.

En La Collaona, dejamos la AS-252 para entrar hacia el Oeste por la cordal que marcan una sucesión de picos como el Mentol y Morán, Parral y Caboirna, y culminando este tramo  la Burra Blanca, por debajo de la cordal va nuestro camino en sucesivos badenes que hacen sufrir nuestras castigadas piernas…

Al final se entronca con la etapa 6 del Anillo que va hacia Colladiella por la Collada los Caballos, nuestra ruta sigue de frente hacia la Campera Ablanu, que nos deja ver tanto el valle de Orillé como el de Urbiés, en ese descanso volvemos a replantearnos la ruta, pues dado la avanzado del día y la lluvia,  ir por Nogalendo puede ser un poco temeridad, por tanto decidimos bajar por la Etapa 6 hasta el depósito de agua de  la Felguerosa, y desde aquí seguir por los Ovios como así hicimos pero ya encarando la bajada hacia el valle,  y en vez de meternos Cuito Suso como era mi idea y cambiarnos de valle  se  optó  viendo la oscuridad reinante, bajar directamente al valle por Tablizo y las Quintanas.

De este modo se llega hasta El Casar ganando de esta manera la AS-112 , sobre la cual viramos a derecha para de un tirón rodar por ella hasta Moreda, dando por finalizada esta durísima ruta de unos 2000 metros de desnivel acumulado.

Fuente: www.bttasturias.net